sexta-feira, 31 de julho de 2015

Notícias de uma tragédia (1930): Num dia em que os Bombeiros e o povo de Melgaço foram heróis

Da margem portuguesa, observando o comboio passar em Arbo

O dia 14 de Outubro de 1930 ainda hoje é lembrado em Cequeliños ou em Melgaço por alguns. Naquele dia, por volta das 11 horas e trinta e cinco minutos da manhã, o comboio expresso procedente de Madrid com destino a Vigo descarrilou nas imediações da ponte daquela localidade galega, em frente a Melgaço. Do lado de cá do rio, alguns populares viram a tragédia. Rapidamente, os sinos da Matriz da vila tocaram a rebate. Bombeiros e populares metem-se em batelas ou simplesmente a nado, atravessam o rio, indiferentes à presença da Guarda Fiscal ou aos carabineros espanhóis. Seriam os primeiros a socorrerem os feridos.  
O jornal diário espanhol ABC, na sua edição de 15 de Outubro de 1930, conta-nos que “La máquina se salió de la via por el lado izquierdo e se dice que cayó al rio Miño. Por el lado derecho, descarrilaron el furgón y quatro coches de viajeros, además del correo.”

Como já referi, de Melgaço, chegaram os primeiros socorros às vítimas da tragédia. O jornal ABC conta-nos também que “Frente a Cequeliños, al outro lado del rio, se halla enclavado el pueblo português de Melgazo. Al presenciar los vecinos la catastrofe, tocaron a rebato las campanas inmediatamente, cruzaron el rio los bomberos e numerosos, que se dedicaron a prestar auxílio a los heridos. Es muy elogiado este humanitario comportamiento de los bomberos e vecindario de Melgazo.”


Recorte do jornal ABC (edição de 15 de Outubro de 1930)

O jornal “La Vanguardia”, na sua edição desse mesmo dia, conta-nos que “La máquina se desprendió del convoy por exceso de velocidad y saltó por un terraplén de catorce metros de altura. Por el otro lado de la vía descarrilaron dos cochas de primera y el coche correo. Los coches de tercera pararon, violentamente sin descarrilar. Los momentos de pánico dieron lugar a escenas horribles.”
Este jornal também fala do voluntarismo dos bombeiros e das gentes de Melgaço nestes termos “Llegaron poco después de la catástrofe los bomberos y vecinos del pueblo portugués de Melgazo, corriendo por las montañas para abreviar el camino, siendo elogiadísimos.”
Num outro jornal espanhol, o “Heraldo de Madrid”, na sua edição de 15 de Outubro de 1930, também encontramos ecos da tragédia e do voluntarismo das gentes e bombeiros melgacenses. 

Neste jornal, lemos a seguinte notícia:


“EL SINIESTRO FERROVIARIO OCURRIDO EN PONTEVEDRA
La locomotora del expreso de Galicia, al caer por
vueltas de campana y aplastó a una pastorcíta

V I G O, 15. — Se conocen nuevos detalles del accidente ferroviario. El descarrilamiento ocurrió en una curva pronunciadísima que desemboca en un puente sobre el río Miño. Se sabe que la locomotora se salió de la vía por el lado izquierdo y cayó por un terraplén de catorce metros de altura, dando varias vueltas de campana. El furgón de cabeza, un coche-cama y otros dos de primera clase se salieron del lado derecho, quedando tumbados por tropezar contra un talud. A esto se debe que el número de victimas no haya sido mayor. En el terraplén por donde deslizóse la locomotora se hallaba apacentando ganado la niña de diez años de edad Rosa Carballo López, la cual fué aplastada por la máquina, muriendo casi instantáneamente.
Los bueyes que la pobre niña guardaba salieron despavoridos y han sido capturados a larga distancia. Al darse cuenta de lo ocurrido acudió al lugar del suceso el vecindario de Cequeliños, dedicándose a recoger a los heridos. El maquinista, Alfredo Vázquez, apareció en su sitio fuertemente agarrado a la palanca central de la máquina. Costó gran trabajo extraer el cadáver. Alfredo estaba casado, y al presentarse su esposa en el lugar del siniestro se desarrolló la tristísima escena que puede el lector suponer. Deja cuatro hijos de corta edad. Frente a Cequeliños, al otro lado del río, se haya el puerto portugués de Melgazo. Al enterarse su vecindario del suceso tocaron a rebato las campanas de la iglesia, y cruzaron el río bomberos y numerosos vecinos, que se dedicaron a auxiliar a los heridos. Se elogia la humanitaria conducta de los bomberos y del vecindario de Melgazo.
Los muertos son el maquinista y la niña Rosa. Esta era portuguesa y prestaba servicio en unión de un hermanito en la casa de un vecino de Cequeliños. Se calcula que los heridos son quince. Parece que entre los heridos figura el cónsul norteamericano en esta ciudad (Madrid), el cual venía a posesionarse de su destino. Figuran entre los heridos María Andreus, alemana, procedente de Bilbao, que se dirigía a Monte Estoril (Lisboa), donde tiene su residencia, presentaba heridas en la cara y pierna izquierda. José Cuadrado Diéguez, marino, sevillano, que venía a esta ciudad, presenta diversas heridas.
José Blanco Soler, vecino de Vigo, con diversas lesiones, regresaba de un viaje a Madrid. Vicente Domonte García, alto empleado de ferrocarriles, herido en la cabeza. Juan Lago López, vecino de esta ciudad, con diversas lesiones. José Longa, fogonero, con múltiples lesiones. Dionisio Parrero y Venancio Sanz Prast, viajantes, con contusiones diversas en la cabeza y tronco.
Se desconocen los nombres de los restantes heridos por haber sido trasladados a diversas clínicas particulares.
(...) Los primeros auxilios fueron prestados a los heridos por los bomberos portugueses de Melgazo.»





Recorte do jornal Heraldo de Madrid (edição de 15 de Outubro de 1930)

Na sequência da forma destemida como os Bombeiros de Melgaço socorreram as vítimas deste trágico sucedido, a corporação dos “Soldados da Paz” do nosso concelho, foi reconhecida como instituição de “utilidade pública pelos relevantes serviços prestados” mediante o Dec. nº  23425 de 29-12-1933. Além disso, foi agraciada com o grau de Oficial da Ordem de Benemerência segundo o Dec. de 06-07-1934 (Diário do Governo, nº156, 2ª série, 06-07-1934).   


Informações recolhidas em:
- DOMINGUES, Maria de Jesus & MALHEIRO DA SILVA, Armando Barreiros (1989) - Heráldica Melgacense - Associativa, de Domínio e Eclesiástica. Cadernos da Câmara Municipal de Melgaço, nº 5, Melgaço.
Diário do Governo, nº 156, 2ª série, 06-07-1934;
- Jornal ABC, edição de 15 de Outubro de 1930;
- Jornal Heraldo de Madrid, edição de 1930; 
- Jornal La Vanguardia, edição de 1930.

Sem comentários:

Enviar um comentário